PARA EL ESTUDIO, COMPRENSIÓN Y DIVULGACIÓN DEL CONOCIMIENTO ESPIRITUAL Y LOS PROCESOS DE LA MUERTE

PARA EL ESTUDIO, COMPRENSIÓN Y DIVULGACIÓN DEL CONOCIMIENTO ESPIRITUAL Y LOS PROCESOS DE LA MUERTE
¿DÓNDE ESTÁ LA VERDAD SINO EN TU PROPIO CORAZÓN?

domingo, 26 de septiembre de 2010

FORMAS EN QUE LOS ESPÍRITUS SE COMUNICAN CON LOS SERES VIVOS (III PARTE)

Transferencia a través de niños

Cuando las almas tienen dificultades para alcanzar la mente de un adulto afligido, pueden optar por usar niños como conductores de sus mensajes. Los niños son más receptivos a los espíritus porque no han sido condicionados a dudar o resistirse a lo sobrenatural.



Frecuentemente la persona escogida como conductora es miembro de la familia de la persona que ha partido. Esta situación es de utilidad para el espíritu que está intentando alcanzar al pariente que le sobrevive, especialmente si es en la misma casa. El siguiente caso es el de un hombre que murió de un ataque cardíaco en el patio trasero de su casa a la edad de cuarenta y dos años.

Caso 7

Dr. N.: ¿Qué hace usted para consolar a su esposa en el momento de
la muerte?
P: Al comienzo intento abrazar a Irene con mi energía pero aún no tengo la habilidad para hacerlo (es un alma de nivel II). Puedo sentir su dolor pero nada de lo que hago funciona, me preocupa porque no quiero irme sin antes decirle hasta luego.
Dr. N.: Relájese y vayamos despacio. Quiero que me explique cómo maneja este dilema.
P: Pronto me doy cuenta que tengo que consolar a Irene, al menos un poco, por intermedio de Sarah, nuestra pequeña de diez años.
Dr. N.: ¿Por qué cree que Sarah podría ser receptiva?
P: Mi hija y yo teníamos un vínculo especial. Ella también está sufriendo mucho por mi muerte, pero mucha de esta pena está mezclada con un sentimiento de temor por todo lo que me pasó de manera tan repentina. Ella aún no lo entiende bien. Hay tantos vecinos alrededor, tratando de dar apoyo a Irene y nadie presta mucha atención a Sarah, que está sola en nuestro cuarto.
Dr. N.: ¿Ve esto como una oportunidad?
P: Si, de hecho Sarah siente que aun vivo y por lo tanto está más abierta a aceptar mis vibraciones a medida que entro en el cuarto.
Dr. N.: Bien, ¿qué pasa ahora entre usted y su hija?
P: (respira profundo) ¡Lo he logrado! Sarah tiene en sus manos un juego de agujas de tejer. Uso las agujas para enviar calor a sus manos y ella lo percibe inmediatamente. Luego las vuelvo a usar como trampolín para llegar a su espina dorsal en la base del cuello y trabajo alrededor de su barbilla, (el paciente se detiene y empieza a reír).
Dr. N.: ¿Qué le alegra?
P: Sarah ríe porque le estoy haciendo cosquillas en su barbilla como solía hacerlo todas las noches al acostarla.
Dr. N.: ¿Ahora qué hace?
P: La multitud se dispersa y se retira porque me han sacado de la casa y colocado en una ambulancia. Irene entra sola a su cuarto para alistarse e ir al hospital con un vecino que la llevará. También quiere ver cómo está nuestra hija. Sarah mira a mi esposa y dice, "Mami, no tienes que ir, Papi está aquí conmigo, ¡lo sé porque puedo sentirlo haciéndome cosquillas en mi barbilla!".
Dr. N.: ¿Y qué hace su esposa entonces?
P: Irene está llena de lágrimas pero no llora como antes para no asustar a Sarah, así que abraza a nuestra hija.
Dr. N.: ¿Irene no quiere dar crédito a lo que ella considera una fantasía de Sara acerca de su presencia en este lugar?
P: Aún no, pero ya estoy listo para acercarme a Irene. Tan pronto como mi esposa abraza a nuestra hija, salto la brecha entre ellas y envío una corriente de energía sobre ambas. Irene también me siente, aunque sin la misma intensidad que Sarah. Se sientan en la cama y se abrazan mutuamente con los ojos cerrados. Por un instante estamos solos los tres, juntos.
Dr. N.: ¿Cree haber logrado lo que se proponía hacer en este día?
P: Si, es suficiente. Es hora de marcharme, salir de ellas y flotar fuera de la casa. Más tarde estoy flotando sobre la campiña y el cielo me absorbe, rápidamente me encuentro moviéndome en medio de una luz brillante, donde mi guía se acerca para darme la bienvenida.

Contacto en ambientes familiares

De este último caso podía pensarse que una vez que el alma que parte ha logrado acercarse y tocar a aquellos que le quieren, se marcha al mundo del espíritu sin molestarse en acercarse de nuevo. Hay personas que no sienten la presencia del alma inmediatamente después de la muerte pero lo harán en un futuro; aquellos vivos que alcanzan el estado de aceptación en el proceso de dolor encontrarán consuelo al saber que los seres a quienes aman aún están ahí, velando por ellos. Otros en cambio nunca percibirán nada.

Las almas no se dan por vencidas fácilmente con nosotros. Otra forma en que los espíritus pueden llegar a las personas es mediante ambientes asociados a su memoria. Estos contactos son efectivos en personas cuyas mentes pueden estar cerradas a todas las otras formas de comunicación espiritual. El siguiente caso ilustra este método.

Mi paciente, una mujer llamada Nancy en su última vida, murió de un derrame cerebral después de treinta y ocho años de matrimonio con Charles. Su esposo no podía superar las etapas de negación y rabia y sus emociones se encontraban tan reprimidas que no podía aceptar la ayuda de sus amigos ni buscar ayuda profesional. Siendo ingeniero, su mentalidad predominantemente analítica rechazaba cualquier acercamiento espiritual a su drama, por carecer de fundamentos científicos.

El alma de Nancy había intentado llegar a su esposo de muchas maneras durante los meses que siguieron al funeral, pero la naturaleza estoica de Charles había levantado una pared a su alrededor y en realidad, Charles no había llorado desde la muerte de su esposa. Para superar este obstáculo, Nancy pensó que podría alcanzar el pensamiento interior de su esposo mediante el sentido del olfato, conectándolo con un ambiente que fuese familiar a ambos. El uso de los órganos de los sentidos complementa la comunicación de las almas con la mente subconsciente. Para llegar a Charles, Nancy optó por utilizar su jardín y en particular un rosal.

Caso 8

Dr. N.: ¿Por qué cree que Charles percibirá su presencia por medio de un jardín?
P: Porque él sabe que yo adoraba mi jardín. Para él mis plantas eran un asunto de tómalo o déjalo. Él sabía que la jardinería me daba gusto, aunque para él no era más que un arduo trabajo. Francamente, él ayudaba bastante poco en el jardín. Estaba muy ocupado con sus proyectos mecánicos.
Dr. N.: ¿Entonces él no prestaba atención a su dura labor?
P: No a menos que yo le llamara la atención sobre algo. Yo tenía unas rosas blancas, era mi rosal favorito y estaba plantado junto a la puerta principal de nuestra casa, cada vez que cortaba alguna rosa se la pasaba frente a la nariz de Charles y le decía que si la dulce fragancia no lo afectaba era porque no tenía romance en el alma. Solíamos reír mucho porque Charles, aunque no lo pareciera, era realmente un amante tierno. Para evadir la situación él molestaba diciendo ásperamente, "Estas son rosas blancas, a mí me gustan rojas".
Dr. N.: ¿Entonces, cómo diseña un plan con rosas para hacerle saber a Charles que sigue viva y que está con él?
P: Después de mi muerte, mi rosal murió por falta de atención. De hecho todo el jardín se encontraba en mal estado porque Charles no estaba nada bien. Un fin de semana él caminaba ofuscado por el jardín y se acercó a un rosal de la casa del vecino de al lado y captó aquel olor. Esto es lo que yo estaba esperando y rápidamente me introduje en su mente. Él pensó en mi y miró mi rosal seco.
Dr. N.: ¿Usted creó una imagen de su rosal en la mente de Charles?
P: (suspiros) No, él no lo habría captado al comienzo. Charles entiende de herramientas, así que comencé haciendo que pensara en una pala y en cavar. Luego hicimos la transición a mi rosal y la tienda de jardinería que hay en el pueblo, donde podría ser comprado. Charles tomó las llaves del carro.
Dr. N.: ¿Hizo que caminara hasta el carro y condujera hasta el vivero?
P: (haciendo una mueca) Tuve que ser persistente, pero si, lo hice. Dr. N.: ¿Qué hizo luego?
P: En el vivero Charles deambuló por ahí hasta que pude guiarlo al lugar donde se encontraban las rosas. Sólo había rosas rojas y aquellas le gustaban, sin embargo yo estaba proyectando un color blanco en su mente, así que él preguntó a un empleado por rosas blancas. Le dijeron que sólo quedaban rosas rojas en la bodega. Charles neutralizó mi pensamiento y compró un gran paquete de rosas rojas, solicitándole al empleado que las llevara a nuestra casa para no ensuciar el carro.
Dr. N.: ¿Qué significa "neutralizar pensamientos"?
P: Las personas bajo mucho estrés se impacientan y caen en patrones establecidos de pensamiento. Para Charles, la rosa estándar es de color rojo. Esa es su forma de pensar. Ya que la tienda no tenía rosas blancas en ese momento, mi esposo no se atormentaría por ello.
Dr. N.: Entonces, en cierta forma, ¿estaba Charles bloqueando las imágenes contradictorias que había entre su pensamiento consciente y lo que usted estaba proyectando en su mente inconsciente?
P: Si, además mi esposo está mentalmente muy cansado desde mi muerte.
Dr. N.: ¿No servían igualmente las rosas rojas para su propósito?
P: (llanamente) No. Fue cuando dirigí mi energía a Sabine, la dama que administraba la tienda de jardinería. Ella estuvo en mi funeral y sabía que me encantaban las rosas blancas.
Dr. N.: No creo entender hacia donde vamos. No había rosas blancas, entonces Charles compró las rojas y volvió a casa. ¿No era suficiente para usted?
P: (riéndose de mí) ¡Ay hombre! La rosa blanca soy yo. La mañana siguiente Sabine fue personalmente a casa y entregó un gran paquete de rosas blancas, le dijo a mi esposo que las había conseguido en otro vivero y que eran las que yo habría querido. Luego se marchó y dejó a Charles de pie. El las llevó al agujero que había cavado donde mi viejo rosal estaba y se detuvo. Las rosas estaban en su rostro, olió su fragancia y lo que fue más importante, un rocío blanco se combinaba con su aroma (mi paciente se detiene, con lágrimas en los ojos al recrear el momento).
Dr. N.: (en voz baja) Está siendo muy clara, por favor siga.
P: Charles... finalmente percibía mi presencia... ahora esparzo mi energía por su torso, para incluir las rosas en una envoltura simétrica. Quería que oliera las rosas blancas y mi esencia filtrándose juntas a través del campo de energía.
Dr. N.: ¿Funcionó?
P: (suavemente) Finalmente, se arrodilló junto al agujero presionando las rosas contra su rostro. Charles se derrumbó sollozando por un largo rato mientras yo le abrazaba. Cuando terminó, él ya sabía que yo estaba con él.

He observado que mientras los espíritus de los esposos usan autos o equipos deportivos, las esposas a menudo utilizan los jardines para llegar a sus compañeros. Otro paciente me contaba sobre su esposa recurriendo a la plantación de un roble para establecer contacto. Antes que este hombre viudo me viera, había escrito:

Incluso si lo que sucedió no provenía de mi esposa, ¿importa? Lo que cuenta es que en cierta forma estaba usando la energía emocional generada por mi percepción de su presencia para explotar mis recursos internos, que antes no podía utilizar. Ya no estoy en un abismo sin destellos de luz.

Hablando con las personas sobre tales experiencias, que algunos llaman místicas, es importante considerar la posibilidad de un origen espiritual. Si podemos asimilar un estado altamente emocional durante nuestra pena, también podemos sanar y aprender más sobre nosotros mismos.
Los espíritus pueden preferir comunicarse por intermedio de ideas. Aquí cito parte de una carta que recibí de un paciente, relacionada con su fallecida esposa Gwen. Creo que nuestras sesiones le ayudaron a descubrir la mejor manera de recibir los pensamientos de su esposa:

He aprendido que no todos tenemos las mismas habilidades como almas, para comunicarnos con los demás. Enviar y recibir mensajes es una habilidad que requiere ser refinada con la práctica. Yo finalmente reconocí el sello propio de los pensamientos de Gwen después de muchas meditaciones infructuosas. Ella era una persona de gran conocimiento literario y utilizaba el pensamiento de la palabra en lugar de imágenes para generar sentimientos en mí.

Tuve que aprender a integrar los destellos de las palabras a mi manera propia de hablar, que ella conocía, para descifrar lo que me estaba diciendo. Ahora veo más claramente la forma en que puedo tocar a Gwen con mi pensamiento.


EXTRACTO DEL LIBRO:


EL DESTINO DE LAS ALMAS de MICHAEL NEWTON




Nota: Si desean el libro, basta con pedirlo al correo de alborada, es totalmente gratuito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada